Diferencias entre humedades por condensación y por capilaridad

619768058
Diferencias entre humedades por condensación y por capilaridad

En nuestra empresa de reformas integrales de Guadalajara te ayudaremos a evitar eventuales problemas de humedades. No se trata únicamente de algo molesto desde el punto de vista estético, sino que puede entrañar riesgos para la salud. Tenemos que tener claro que fundamentalmente hay dos tipos de humedades: por condensación y por capilaridad. Ni se combaten ni se previenen de igual modo y por eso creemos importante que conozcas las diferencias entre ambas. 


Lo primero es analizar la situación para hacer un diagnóstico certero que nos permita actuar. En Reformas Fermín del Río te insistimos en que aplicar un tratamiento inadecuado nos hará perder tanto tiempo como dinero. Si tenemos problemas de condensación en las ventanas, esto puede promover el crecimiento de moho y, en consecuencia, provocar que aparezcan problemas de tipo respiratorio. El problema inicial del que parte todo es un nivel excesivo de humedad en el ambiente. Esta, en contacto con las superficies frías como paredes, espejos y ventanas, se condensa formándose las típicas gotitas de agua. 


Como empresa de reformas integrales de Guadalajara te recordamos que tenemos que poner en práctica una serie de pautas para evitar esta condensación. Por ejemplo, ventilar correctamente las estancias de la casa o evitar tender la ropa en el interior. Hemos de procurar limpiar al momento las superficies húmedas para evitar la aparición de mohos y asegurarnos de que no estén obstruidos los conductos de ventilación. Por su parte, las humedades por capilaridad son más comunes en las edificaciones antiguas porque el agua llega desde el suelo hasta las paredes a través de los cimientos. Si detectas manchas de humedad en los zócalos de la pared, pintura levantada o papel pintado despegado puede tratarse de este tipo de humedades y será el momento de que te pongas en contacto con nosotros.

haz clic para copiar mailmail copiado