Publicado: 19 de Noviembre de 2016

La instalación de un sistema de aislamiento térmico por el exterior con lana mineral, ademas de ahorrar gran parte de la demanda de energética de un edificio, lo protege frente al fuego y la humedad.
   Aislar una vivienda por el exterior, tanto en obra nueva como en rehabilitación, es más eficiente que aislar por dentro. La principal ventaja de estos sistemas es que toda la envolvente del edificio queda aislada, eliminando los puentes térmicos.
  El sistema Etics, también conocido como Sate, es una solución de aislamiento térmico exterior de fachadas que nació en Centro Europa en el año 1950 como recurso de rehabilitación energética, principalmente como protección en invierno .
 Gracias a la naturaleza elástica de sus fibras entrelazadas, la lana mineral permite importantes reducciones de nivel sonoro e impide la transmisión de ruidos, aportando auténtico confort acústico al edificio.